Había sido un sueño...

…que Juan Carlos y María Elena habían tenido por muchos años.

Pasaban sus veranos en Villarrica, soñando con un futuro donde pudieran vivir allí de manera permanente. Pero, un día, se dieron cuenta de que no querían esperar hasta la jubilación para hacer realidad su sueño. Decidieron dejar atrás la vida agitada de Santiago y buscar algo más en la vida.

Ambos compartían una pasión por la cerveza artesanal, algo que les había sido transmitido por sus antepasados. Juan Carlos era

descendiente de una familia belga que había tenido una cervecería en Bélgica, mientras que María Elena venía de una familia alemana con una larga tradición cervecera en Osorno, con la antigua Cerveza Aubel.

En el año 2007, construyeron el Complejo Turístico Terracrater en

Villarrica, que incluía una planta cervecera, cabañas y un restaurante. La apertura al público se produjo el 5 de febrero de 2008. Lo que hizo que su proyecto cervecero fuera especial fue que Juan Carlos fue el encargado de diseñar, construir y ensamblar todos los equipos, ya que además de ser dueño, también era un maestro cervecero consumado.

Ahora, años después de haber dejado su vida en santiago, Juan Carlos y María Elena han hecho realidad su sueño y han creado un lugar en el que pueden compartir su pasión por la cerveza artesanal con el mundo.

Terracrater se ha convertido en un destino turístico popular para aquellos que buscan un lugar tranquilo para disfrutar de una cerveza

única y deliciosa en medio de un hermoso paisaje natural. Y lo más importante, han logrado hacerlo juntos, en un proyecto que los ha unido aún más como pareja y como amigos.

Scroll al inicio